"Futbolizando"

Hace varios años leí un artículo de una compañera del Nuryana, Carolina Armas, la cual con el título de “El Baloncesto se está futbolizando” daba su opinión en Basketmanía sobre el cambio que se está produciendo en el baloncesto.

Aprovecho este título que, junto con lo que ha ocurrido en una cancha de baloncesto este fin de semana, sobrepasa todo lo que conseguimos lidiar cada fin de semana.

Echo la vista atrás, en aquella época cuando decidí dejar de lado todas las actividades extraescolares y centrarme en la que más me gustaba: EL BALONCESTO. Y es que por aquella época, nada tenía que ver con lo que vivimos día a día. Por aquel entonces (desde 5º cuando empecé), mis entrenadores me inculcaron que este deporte es un deporte de superación individual y colectiva, de respeto hacia mis compañeros y mis rivales, de lealtad hacia mi equipo y mis compañeros, de amistad entre todos, donde el fair play era algo que no se nombraba porque era un aspecto intrínseco. Recuerdo que, por aquel entonces, no había pegas porque un jugador doblara con el equipo superior (haciendo 4h de entrenamiento), todos nos organizábamos con los estudios para poder entrenar SIEMPRE, mis padres jamás se quejaron cuando me “pasaron” al equipo de 2ª división, nunca le pedí explicaciones a un entrenador por los minutos que jugaba, y un largo etcétera. Todo esto se están perdiendo. Me entristece demasiado.

Me entristece ver como el deporte que amo, un estilo de vida que considero imprescindible para que mi día a día y mi felicidad sea completa, se está FUTBOLIZANDO. Y perdónenme los amantes del fútbol, pero la realidad es esta. La cultura del futbol es completamente dispar a la cultura del baloncesto que yo conozco, aunque hoy en día se van pareciendo.

No sé cuál es el problema de todo esto, no sé si el problema son los jugadores que se toman todo a personal, no sé si el problema son los jugadores que no se organizan, no sé si el problema son los padres que opinan que sus hijos serán estrellas del baloncesto, no sé si el problema son los padres que hacen de entrenadores, no sé si el problema son los entrenadores que quieren profesionalizar tanto que sólo piensan en el fin de ganar sin importar el medio, no sé cuál es el problema. Pero la realidad es que todo el entorno del baloncesto cada día me gusta menos.

Eso sí, yo tengo claro cuales son mis principios y cual es la cultura del BALONCESTO que me gusta. Y seguiré luchando porque el baloncesto sea como yo lo recuerdo. Este año tengo la oportunidad y el placer de entrenar un premini femenino donde inculcaré los valores de superación, respeto, lealtad, amistad, haciendo que el fair play venga inscrito en el baloncesto.Pero hay algo claro, este cambio debe venir de todos…

Anuncios

One thought on “"Futbolizando"

  1. Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión. Hay muchas actitudes que sobrepasan el espíritu deportivo del baloncesto.

    Lo normal es que antes hubieran roces como tiene que ocurrir en cualquier deporte tanto con compañeros, como con el entrenador, como contigo mismo. Pero era fácilmente solucionable, nunca nada se llevaba más allá.

    ¿Dónde han quedado todos esos valores? Yo, personalmente, detesto un aspecto en concreto y son aquellos padres que van a los partidos a insultar, descalificar, etc. Como jugador le pediría a mis padres personalmente que no vinieran a verme jugar nunca más. Porque un deporte es un deporte, y está para disfrutar únicamente. Todo esto entre muchos más aspectos negativos que se deberían cambiar…

    Muy buen artículo, sabio. Tú siempre en tu línea Mari. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s