Vacío

Todo estaba claro sin saberlo, las cosas ya no eran lo mismo pero yo vivía en la ignorancia. Sin embargo, había algo que me decía que nada era como antes, indicios que me demostraban que yo ya no era tan importante como lo había sido hasta ahora.
La decisión estaba tomada sin hablarlo, ni debatirlo. Las miradas se cruzaron sin decir absolutamente nada. Caricias sin respuesta, frías, muy frías. Apareció un profundo silencio que decía mucho más que lo que una larga explicación podía decir en aquel momento.
Y fue entonces, con ese cálido abrazo lleno de lágrimas por ambas partes cuando lo entendí todo y supe que esos indicios eran reales, adiós a cualquier esperanza. Ese fuego que existía se había apagado, y esa magia que teníamos se había esfumado.
Sólo queda una cosa, un vacío enorme, que espero que se vaya llenando poco a poco. Porque ahora las cosas no están bien, y quizás tampoco lo estén mañana; sin embargo sé, que al final de todo este proceso estarán bien, tan bien como era antes de que todo empezara de una manera diferente…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s