Cita

          Nunca se habían visto, apenas habían intercambiado algunos correos y tenido algunas llamadas de teléfono. Sin embargo, ambos sabían que había una gran afinidad indescriptible entre los dos.

Ambos caminaban con cierta cautela por el parque donde habían decidido verse, buscando ese pañuelo rojo indentificativo. Ella estaba tan nerviosa que las piernas le temblaban. Él estaba tan ansioso por verla que su mirada no se estaba quieta ni un segundo.

De repente se encontraron de frente, no articularon palabra pero las miradas lo decían todo. Ambos sonrieron y lo que sintieron hizo que cualquier nerviosismo o ansias desaparecieran al instante. Esa afinidad se confirmaba, había un feeling inexplicable entre los dos. Igual de inexplicable era lo que sintieron en ese momento, todo lo que había alrededor había desaparecido para ellos. Ella se enamoró de sus ojos. Él se enamoró de su sonrisa. ¿O se enamoraron uno del otro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s